¿Qué es la ansiedad por separación en perros y cómo evitarla?

Los perros pueden llegar a entablar una relación con sus dueños más que significativa. Estas relaciones tan intensas entre perros y dueños lo explica el hecho de que se trate de animales de manada que están acostumbrados por sus genes a pasar todo el día con compañeros. Esto mismo sirve para explicar lo que llamamos como ansiedad por separación en los perros, que es muy común que se dé cuando los perros quedan solos cuando sus dueños salen de la casa. Son momentos donde ellos la pasan muy mal, por lo que la mejor opción es evitar que suceda. A continuación te contamos qué es la ansiedad por separación en perro y cómo evitarla.

Lo esencial es primero detectar qué es lo que le causa la ansiedad a los perros, para lograr identificar si es la ansiedad por separación o no. Esto lo podemos detectar a partir de diferenciar una serie de comportamientos.

¿Qué puede estar causando la ansiedad en los perros?

Podemos notar que el can está con ansiedad por una serie de comportamientos. Si a éstos los comparamos con sus comportamientos normales, los veremos cómo extraños. Algunos de estos comportamientos pueden ser vomitar o hacer sus heces en lugares que no debería hacerlo, llorar y que no haya solución a ese llanto;  morder los muebles, etc.

Cuando a través de sus comportamientos detectamos que el perro está ansioso, ahora debemos discernir a qué se debe esta ansiedad y sobre todo debemos detectar si es o no el resultado de una afección fisiológica.

¿A qué se llama la ansiedad por separación?

La ansiedad por separación en los perros es una ansiedad que tiene su origen en la relación de los perros con sus dueños. Ésta se debe a que los dueños suelen pasar más tiempo fuera de la casa que en la misma. Por eso, este trastorno psicológico suele ser más frecuente en perros que son más dependientes, cariñosos  y mimosos, que viven dentro del hogar y suelen compartir mucho tiempo con sus dueños.

Claro está que este trastorno es sumamente frecuente en los perros que han sido abandonados o han sido víctimas de maltrato por parte de sus dueños. Cuando estos vuelven a formar parte de una familia, es común que vuelvan a experimentar estas sensaciones de abandono, lo que da lugar a la ansiedad.

Consejos para evitar la ansiedad por separación

Para liberar a los perros de esta ansiedad, es importante o más bien sería conveniente que el can  aún no esté plenamente en el centro del trastorno o al menos que sea poco el tiempo que hace que comenzó a experimentarlo.

El objetivo para evitar esta ansiedad es acostumbrar al perro para que pueda sentir que estar solo en casa por algunos momentos no está relacionado a cosas malas. Para esto debemos acudir a la herramienta de exposición a las situaciones temidas, para que pueda comprobar que nada malo pasa. Lo ideal es hacerlo desde cachorro, para que pueda tomarlo y asumirlo como parte de la normalidad.

Cuando el perro ya se encuentra en alguna de las fases de ansiedad, debemos hacer lo mismo pero de forma más delicada. De lo que se trata es de hacer salidas de unos pocos minutos y sólo de manera gradual iremos aumentando el tiempo de cada salida.

Una buena idea es dejarle un juguete al perro cuando nos vamos de casa, para que él pueda estar entretenido y calmo en los momentos en los que está solo. De esta manera se logra que el perro no esté a la expectativa del regreso de su dueño, ya que estará entretenido en su actividad.

Adoptando un segundo perro

Si hay algo que los perros suelen ser, es celosos de sus perros y cuidadores de lo que suyo es. Esto hace que una de las situaciones más difíciles que les puede tocar afrontar en la vida a un perro sea el compartir el amor de sus dueños con un nuevo integrante de la familia. El panorama suele ser aún más complejo cuando este nuevo integrante es un cachorro, que demandará más atenciones, cuidados, cariños y sobre todo, las miradas de nuestro amo y todos los demás.

Si estás pensando en llevar un cachorro a tu casa y ya tienes un perro como mascota, será necesario que tomes cartas en el asunto para lograr aminorar el momento difícil para tu antigua mascota. Para esto en lo que sigue encontrarás una serie de consejos para lograr que tu perro acepte a un cachorro.

En términos generales, de lo que se trata es de propiciar la relación entre ellos dos y nunca tenerlos alejado o cortar cualquier vínculo entre los dos. Por eso los consejos que te dejamos a continuación apuntan a que tú antiguo perro no se sienta invadido por la llegada del cachorro a la familia. El objetivo es que brindemos a los dos un trato igualitario, sin que haya diferencias y que las costumbres y el cariño que le dábamos a nuestra mascota original no cambien en nada,  para que él pueda aceptar al cachorro.

Algunos consejos a tener en cuenta

Ya sabemos que el sentido por excelencia que los perros utilizan para conocer a los demás y relacionarse con los demás es el olfato. Es por esto que en el mismo momento que el nuevo integrante llega al hogar, nosotros debemos acercarle el cachorro a nuestra antigua mascota para que él pueda olfatearlo y así “conocerlo” y entrar en relación.

Además, en las primeras semanas de llegado el cachorro a la casa, es esencial que ellos puedan tener un lugar por separado en el que coman y duerman, para evitar roces por la invasión del espacio. Es decir, de lo que se trata es que cada uno tenga su lugar, que los vuelva únicos y que en estos primeros momentos sólo compartan los lugares de esparcimiento. Esta es la mejor opción para que el perro no vea que el nuevo integrante invade su intimidad.

Sin embargo, al cabo de unas semanas, sí podemos empezar a propiciar un mayor contacto entre ellos, por lo que se recomienda que empiecen a dormir y comer en un mismo espacio. De todas maneras esta acción de juntarlos siempre se debe hacer bajo la supervisión del dueño, para saber cómo es la relación entre ellos dos, si es que todo marcha bien.

En los momentos que nos aboquemos al juego con el cachorro, no debemos dejar de lado a nuestra antigua mascota, para evitar que sienta desplazado. Lo ideal es hacer juegos en conjunto y que ambos puedan participar de todas las actividades de igual manera.

Tu relación con tu antiguo perro no debe cambiar en nada

De más está decir, que la llegada de la nueva mascota, no debe cambiar en nada la relación que teníamos anteriormente con nuestro perro, porque de esta manera no existiría manera de que éste último pueda aceptar la llegada del cachorro. En este sentido, no debemos dejar de lado las actividades que hacíamos de forma habitual con nuestro perro, porque definitivamente así se sentirá desplazado, y esto puede incidir incluso en su salud, dando lugar a una depresión. El objetivo es que podamos seguir con las rutinas a las que habíamos acostumbrado a nuestro perro, ya sean los paseos, los juegos, las actividades juntos, etc.

¿Cómo identificar si una perra está preñada?

 

Generalmente se cree, que como dueños, si nuestra perra estuviese embarazada rápidamente podríamos detectarlo y darnos cuenta, pero en verdad no todo es tan sencillo, o al menos lo que revelan las estadísticas es que son más las personas que no logran advertir la preñez de su perra que aquellas que si llegan a detectarlo. Esto puede deberse a que existen muchas situaciones en las que identificar la preñez puede volverse más complicado, sobre todo si no se conocen cuáles son los signos que las perras presentan en situaciones tales. A continuación te contamos Cómo identificar si tu perra está preñada, prestando atención a los síntomas y señales que ella presenta en esta etapa.

Es conveniente destacar que el hecho de poder identificar que nuestra mascota está preñada es fundamental para asegurar su salud, ya que en caso de que se dé está situación, es fundamental consultar con el veterinario rápidamente para que nuestra mascota reciba toda la atención médica correspondiente.

¿Cómo detectar si mi perra está preñada?

La forma más efectiva y con un pronóstico inequívoco para averiguar si tu perra está preñada es tener una consulta con el médico veterinario, Esto se debe a que con un simple análisis de sangres y de rayos X podemos conseguir obtener la respuesta de manera rápida, concreta y súper segura. De todas formas, existen otros signos y síntomas  que podemos detectar desde nuestro hogar que nos indican que nuestra perra está preñada.

¿Cuáles son las señales y signos que indican que una perra está preñada?

Perros, Jefes, Hace Posturas, Ernst, Mostrar La Fuerza

Ante todo, para lograr detectar la preñez en nuestra perra debemos prestar atención a la alimentación, es decir debemos chequear cuáles son los hábitos alimentarios que tiene nuestra mascota. En este sentido, en caso de que ella no muestre mucho interés por su comida o con lo que lo demostraba normalmente o bien veamos una notable disminución de su apetito, podría ser un indicador que nos hace sospechar de preñez.

El segundo punto al que debemos estar atentos es a su flujo vaginal, ya que éste es uno de los síntomas más típicos del embarazo. Además debemos observar si los pezones de ella se encuentran ampliados, ya que éste es un signo indiscutido de la preñez en perras, donde se preparan para la lactancia.

En aquellos casos en los que la perra se caracteriza por ser muy activa y predispuesta a todas las actividades, debemos prestar atención si a en el último tiempo se encuentra más desganada, presentándose más bien cansada y sin energías, deberíamos sospechar de embarazo.

Cuando sospechamos que nuestra perra podría estar embarazada, una de las primeras cosas que debemos hacer es chequear su estómago. En este caso, debemos poder observar si el mismo se encuentra más inflamado o agrandado que lo normal. Éste es un indicador que recién podremos detectarlo a la mitad del embarazado de nuestra perra, ya que en los primeros momentos difícilmente podremos detectar el agrandamiento de su estómago. Cuando el embarazo ya esté más avanzado, con sólo tocar su panza, es decir deslizando nuestra mano con suavidad sobre su estómago, ya podremos percatarnos de  los movimientos de los cachorros al interior de ella.

Por último, también podemos empezar a buscar en el hogar si nuestra perra se ha armado o tiene algún nido, ya que ellas suelen prepararse un lugar, donde alojarán en el momento del nacimiento y luego para cuidar sus cachorros.

Antes de terminar, cabe señalar que el detectar a tiempo la preñez de nuestra perra es absolutamente esencial para su salud, para que tenga un embarazado saludable y también para los cachorros que nacerán.

 

Alejando a los perros de nuestras plantas

Son muchas las personas que disfrutan de su hogar en distintos sentidos, por eso se preocupan por tenerlo siempre en perfectas condiciones, lo que significa tenerlo ordenado, lindo decorado y organizado. Ojo, estas características no valen sólo para el interior del hogar, sino también para el exterior. En este sentido, muchas quieren ver su jardín cuidadito, con plantas lindas, de color bien verde.

Sin embargo, muchas veces  esto no es posible, a causa de perros tanto nuestros como los de afuera, que invaden el jardín, y lejos de quedar ordenado, este puede quedar completamente arruinado.  Es por esto que hoy desde nuestro blog queremos compartir contigo algunos secretos que desde Fits Feet nos dan para alejar a los perros del jardín y de las plantas.

La Pimienta

Es conocido que los perros tienen un gran poder y una capacidad que está en manos de su sentido del olfato, que supera ampliamente al de los seres humanos. Es por esto que toma relevancia el secreto de la pimienta, te preguntas cómo será, bueno ahí va.

La pimienta es un ingrediente que si bien no es tóxicos para los perros, si es muy efectivo para que los perros se alejen y ni siquiera se acerquen al jardín y a las plantas, porque si entran en contagio con este ingrediente, esto les podría generar una irritación en la zona de la nariz, la garganta y los ojos.

Para hacerlo, únicamente hay que esparcir la pimienta en los lugares donde no queremos que los perros se acerquen. Otra opción dentro de este mismo método es mezclar la pimienta fuerte con agua y luego pulverizar las plantas. De todas maneras, éste no es un método que recomendemos en los casos en que hay niños en el hogar.

Usar Cítricos

Este segundo secreto, consiste en un método muy simple también que esta vez tiene como ingredientes principales los cítricos. Para hacerlo hay que colocar las cáscaras de algún cítrico, que puede ser tanto la mandarina, el pomelo, o el limón entre otros, en los lugares donde queremos que los perros no se acerquen. Otra opción es preparar jugos con estos cítricos y mezclarlos con agua y con la ayuda de un pulverizador, rociar las zonas deseadas.

Claro está que el objetivo es que no se acerquen los animales y no que las plantas se arruinen, por eso otra opción muy efectiva es poner cáscara de naranja con unos granos de café entre las plantas.

Usa vinagre

Es claro el sentido de este tercer secreto para alejar los perros del jardín y de las plantas. Al ser el ingrediente estrella el vinagre, éste tendrá un claro efecto en los perros, por el olor, que rápidamente los animales van a percibir y por eso se van a alejar.

Para hacer este método, debemos humedecer algodón con vinagre y dejarlos en los lugares que no queremos que se acerquen los perros. Atención, nunca se debe poner vinagre directamente sobre las plantas, porque lo más probable es que las queme.

Usá Naftalina y Amoníaco

Empecemos por el secreto de la naftalina. Éste es ideal para alejar los perros del jardín, pero la contra es que se trata de un producto un poco tóxico. Se recomienda moler las  bolas de naftalina y aplicarlas por el jardín, porque de lo contrario el perro podría llegar a tragarlas y así intoxicarse.

Respecto del método del amoníaco, es una buena alternativa para usar en lugar de las bolas de naftalina. Para aplicar este método, debemos repetir el procedimiento de la técnica del vinagre. De todas maneras es necesario medirse con las cantidades, porque también puede se

Página siguiente »