Galletas caseras para gatos

Las personas que tienen la posibilidad de compartir su hogar y su vida con una mascota, cualquier que sea, viven una experiencia más que placentera. Es por esto que siempre están buscando la manera de poder mimarlas y cuidarlas, para que ellas puedan estar felices. Atendiendo a tantos pedidos, en el día de hoy queremos dirigirnos a todos los que tienen gatos, porque les vamos a dar los secretos para preparar galletas caseras para ellos. En términos generales, son todas a favor lo que tiene el hacerle la comida en casa a nuestra mascota, aunque especialmente se destaca el control que tenemos sobre la comida que le vamos a ofrecer, porque sabemos qué es lo que le ponemos a la preparación.

Los pros de hacerle comida casera a los gatos

Como bien dijimos, son muchos los beneficios de hacerles comida casera a nuestros gatos. Uno de los que podemos destacar, es en relación a la economía, dado que hoy en día los alimentos para mascotas son muy costosos.  Otro de sus beneficios es el poder controlar lo que le damos al animal, porque podemos verificar la calidad de los ingredientes que vamos a incluir en la receta.

A su vez, hacemos un alimento con contenidos muy nutritivos,  que lo vuelve una versión de alimento y saludable para nuestra mascota.

Ingredientes necesarios para la receta

Para hacer estas galletas caseras para gatos, son muy sencillos los ingredientes a utilizar, que los podemos conseguir fácilmente en cualquier lado: Estos ingredientes son:

1 huevo, dos tazas de harina de trigo, dos cucharadas de aceite de maíz, la mitad de un caldo de pescado, y el ingrediente principal de esta receta, que es el atún, que se necesitan 250 grs.

Procedimiento para hacer las galletas caseras para gatos

Bueno, llegó el momento de poner manos a la obra. El primer paso consiste en poner el atún en agua con el caldo de pescado y llevamos la olla al fuego hasta que llegue a su punto hervor. Pasado este tiempo, el paso que sigue es filtrar esta preparación y procesarla hasta obtener una pasta. Una vez lograda esta consistencia, agregamos la harina, el aceite y el huevo. Llegó el momento de empezar a amasar, para lo que nos vamos a tener que ayudar con las manos y si hace falta, se le puede agregar más harina.

Obtenida la masa, con la ayuda de un palo de amasar la estiramos, hasta que tenga de grosor aproximadamente un centímetro. El siguiente paso consiste en cortar piezas cuadradas, esta vez con una medida de medio centímetro. Obtenidos los cuadrados, los ponemos en una placa que debe estar enharinada.

El horno debe estar a una temperatura de 180º por menos de media hora, 20 minutos aproximadamente. Cuando pase este tiempo y acá viene el secreto de la receta, apagamos el horno y dejamos la placa dentro por mucho tiempo, hasta que las galletas están crocantes.  Bien duras. Recién ahí se las puede sacar y guardar en un recipiente bien tapado.

Consejos para la preparación

Muchas personas, al momento de hacerle comida casera a sus mascotas, optan por agregarle sal, sin embargo esto no es una buena opción.  Por el organismo de los animales no están preparados para recibir este componente. En caso de que quieran agregarlo, lo que se recomienda es consultar con el veterinario que trata al animal.

Para terminar, hacemos referencia una vez más a cómo hornear las galletas. El secreto de las galletas reside en dejarlas, luego de que se apaga el horno, varias horas, incluso toda una noche dentro del horno, para que puedan tomar una buena consistencia y estar bien duras.

Dispensador automático de comida para perros

No se si lo conoces, pero una opción muy recomendable si tienes una casa en el campo o en la playa y quieres mantener a tu perro bien alimentado sin tener que pedirle a nadie que le vaya a dejar comida es este dispensador de comida para perros automático y programable.

Está realizado en acero inox con lo cual es resistente a la intemperie y tiene capacidad para 15 kilos de pienso. Además con el dispensador te aseguras que tu perro coma la cantidad adecuada y siempre a las mismas horas.

Puedes comprarlo aquí

Haciendo un lindo gatito

 

Un regalo sencillo, pero muy especial, en especial si es para un pequeño, podría ser que diseñes un gatito, o en todo caso un gatito enamorado.

Las manualidades hoy en día se han vuelto boom para cualquier tips de ocasión, además que nos hacen quedar más que bien, sobre todo porque estás dando a conocer tu arte y tus habilidades con la costura, nunca queda mal lucirse un poco entre los amigos o ante los familiares.

Este sería uno de los más lindos regalos originales hechos a mano.

Los materiales que debes tener listos en la mesa son:

  • Fieltro, el cual puede ser usado dependiendo del color que más te gusta.
  • Fieltro de color rojo, el cual será utilizado para el corazón.
  • Retazos de Fieltro negro, éste será necesario usarlo para los ojos.
  • Tijeras
  • Algodón para rellenar a nuestro muñeco.
  • Hilo y aguja de coser.
  • Pegamento para el fieltro.

Muy bien como primer paso, alistamos la plantilla de nuestro gatito, la cual se puede imprimir o si gustamos podemos hacer el dibujo de nuestro molde a mano, luego pasamos a recortarlo y usarlo como molde para recortar el fieltro y ya coser al gatito enamorado.

Tomamos la plantilla, la colocamos sobre el fieltro y le dibujamos el contorno, luego de esto lo cortamos dándole cuanto menos un medio centímetro para la costura.

Luego comenzamos a coser con una puntada sencilla, pinchamos el fieltro, pasamos la aguja por el lazo formado y luego de esto pasamos a tirar del hilo en cada puntada. Tengamos en cuenta que es importante que la costura quede firme.

Y vamos cosiendo el muñeco y al mismo tiempo dejamos una abertura para el relleno y nos ayudamos con un palillo para que el relleno llegue a todas las partes.

¿Qué es la ansiedad por separación en perros y cómo evitarla?

Los perros pueden llegar a entablar una relación con sus dueños más que significativa. Estas relaciones tan intensas entre perros y dueños lo explica el hecho de que se trate de animales de manada que están acostumbrados por sus genes a pasar todo el día con compañeros. Esto mismo sirve para explicar lo que llamamos como ansiedad por separación en los perros, que es muy común que se dé cuando los perros quedan solos cuando sus dueños salen de la casa. Son momentos donde ellos la pasan muy mal, por lo que la mejor opción es evitar que suceda. A continuación te contamos qué es la ansiedad por separación en perro y cómo evitarla.

Lo esencial es primero detectar qué es lo que le causa la ansiedad a los perros, para lograr identificar si es la ansiedad por separación o no. Esto lo podemos detectar a partir de diferenciar una serie de comportamientos.

¿Qué puede estar causando la ansiedad en los perros?

Podemos notar que el can está con ansiedad por una serie de comportamientos. Si a éstos los comparamos con sus comportamientos normales, los veremos cómo extraños. Algunos de estos comportamientos pueden ser vomitar o hacer sus heces en lugares que no debería hacerlo, llorar y que no haya solución a ese llanto;  morder los muebles, etc.

Cuando a través de sus comportamientos detectamos que el perro está ansioso, ahora debemos discernir a qué se debe esta ansiedad y sobre todo debemos detectar si es o no el resultado de una afección fisiológica.

¿A qué se llama la ansiedad por separación?

La ansiedad por separación en los perros es una ansiedad que tiene su origen en la relación de los perros con sus dueños. Ésta se debe a que los dueños suelen pasar más tiempo fuera de la casa que en la misma. Por eso, este trastorno psicológico suele ser más frecuente en perros que son más dependientes, cariñosos  y mimosos, que viven dentro del hogar y suelen compartir mucho tiempo con sus dueños.

Claro está que este trastorno es sumamente frecuente en los perros que han sido abandonados o han sido víctimas de maltrato por parte de sus dueños. Cuando estos vuelven a formar parte de una familia, es común que vuelvan a experimentar estas sensaciones de abandono, lo que da lugar a la ansiedad.

Consejos para evitar la ansiedad por separación

Para liberar a los perros de esta ansiedad, es importante o más bien sería conveniente que el can  aún no esté plenamente en el centro del trastorno o al menos que sea poco el tiempo que hace que comenzó a experimentarlo.

El objetivo para evitar esta ansiedad es acostumbrar al perro para que pueda sentir que estar solo en casa por algunos momentos no está relacionado a cosas malas. Para esto debemos acudir a la herramienta de exposición a las situaciones temidas, para que pueda comprobar que nada malo pasa. Lo ideal es hacerlo desde cachorro, para que pueda tomarlo y asumirlo como parte de la normalidad.

Cuando el perro ya se encuentra en alguna de las fases de ansiedad, debemos hacer lo mismo pero de forma más delicada. De lo que se trata es de hacer salidas de unos pocos minutos y sólo de manera gradual iremos aumentando el tiempo de cada salida.

Una buena idea es dejarle un juguete al perro cuando nos vamos de casa, para que él pueda estar entretenido y calmo en los momentos en los que está solo. De esta manera se logra que el perro no esté a la expectativa del regreso de su dueño, ya que estará entretenido en su actividad.

Página siguiente »